THE PILOT BLOCK!

Tu mente es tu frontera!!

Se expectante por la fe

Pastor Aquiles Azar

Pastor Aquiles Azar

La esperanza es la base de la fe. La esperanza es una expectación sobrenatural. Esto quiere decir que si tengo fe necesito tener una expectación.
Ser un Expectante significa que estás bien atento, pero esperando recibir algo. Hay una diferencia entre ser un espectador y un expectante. El espectador está solo mirando, el expectante es aquel que está mirando atentamente, el que no quita los ojos pero además, es uno que esta esperando recibir algo.
La expectación es una espera curiosa y tensa porque vas a recibir algo.
Quiere decir que a diferencia de ser un espectador pone acción a su fe y se involucra. El expectante es un visionario de lo que viene. La Biblia no es un libro, historia o una película que sólo estamos mirando, es la voluntad de Dios escrita, es nuestro futuro, nuestro destino. Es tiempo de que la veamos no solamente como espectadores sino que seamos expectantes, que nos hagamos parte de ella, que nos metamos en el libro actuemos y caminemos conforme a lo que está escrito en él.
Lo que hables eso vas a hacer y lo que hagas es lo que serás. Serás lo que quieras ser por la Palabra. ¿Acaso no fue eso lo que pasó con la mujer Sirofenicia? Dios le dijo: Hágase contigo como quieres. Esa mujer tenía la fe de Dios y cuando entras en la dimensión de Dios se hará contigo como quieres, eso es fe.
UN EJEMPLO DE UNA FE EXPECTANTE “LA MUJER SIROFENICIA (Marcos 7.24-30)”

Conforme a este texto, parece que Jesús quería descansar, no quería que nadie supiera que él estaba allí, pero dice la biblia que no pudo esconderse. El Señor Jesucristo estaba allí calladito pero no se le escapó a esta mujer ¿Sabes por qué? Porque no hay acontecimiento que interese o importe que un expectante se pierda. A un expectante no se le pasa la bendición. Esta mujer no sólo estaba observando, sino que dijo: esta bendición es para mi y no voy a dejar que pase la unción, que voy a recibir todo lo que Dios tiene para mi.
Aunque la bendición esté oculta, si eres un expectante la vas a descubrir. La bendición no podrá esconderse de ti. Si eres un expectante la vas a alcanzar porque un expectante esta mirando atentamente, está esperando recibir algo y tiene un anticipo en su corazón, está mirando la solución, está viendo el resultado final y pone acción a su fe. ¿Qué hizo esta mujer? Puso acción a su fe
Otra versión nos enseña que es como tener el cuello bien erguido, bien atento, así era que esta mujer estaba. Tienes que habitar en lo que Dios te ha dicho, si Dios te ha dicho lo que vas a hacer, lo que eres, SE UN EXPECTANTE DE ESA PALABRA, Si Dios te ha dicho lo que eres y los has visto en su Palabra, en el momento que esté la oportunidad, allí estarás, será tuya.
Esta mujer no dejó pasar su oportunidad ¿Sabes por qué? porque no se durmió. No te duermas, no digas: Dios lo sabe todo Dios lo hará, si estás allí tienes que ser un expectante y poner acción a tu fe. Hay oportunidades que vienen una sola vez y habrá momentos de oportunidades que vienen a tu vida pero si eres uno que sólo está mirando no sucederá nada. Hay oportunidades en la vida que Dios las trae una sola vez y para volver a ver una vez más algo similar tendrás que esperar muchos años. PON ACCIÓN A TU FE, VISUALIZA. No dejes pasar la oportunidad, solo los violentos atraen la bendición.
No digas que no sabes donde está la bendición de Dios, sé un expectante y la vas a ver, no digas que Dios le da oportunidades a otros y no a ti, sé un expectante y lo vas a ver, sólo pasa tiempo en su Palabra, meditando, hablando; tal como se le dijo a Josué: medita, habla la Palabra, habla la visión, ¿Acaso no sucedió lo mismo con Abraham cuando Dios le prometió tener un hijo? Se había perdido todo tipo de esperanza humana pero llego la esperanza de gloria.
Tienes que saber qué es lo que quieres y no esperar lo que traiga el día, eso es una actitud incorrecta e irresponsable para un cristiano. La actitud del cristiano debe ser cambiar las circunstancias, ver la mano de Dios, ser un visionario, uno que está atentamente mirando la perfecta ley, la de la libertad. Uno que hace la diferencia. Pero hay quienes viven “a como venga el día”. NO, ese no es el cristiano de la Palabra . Esa no fue la actitud de esta mujer.
Esta mujer era griega y Jesús vino primero a los judíos. Teológicamente Jesús no podía ministrarle primero a esa mujer porque él vino primero a los judíos. Ella Estaba fuera del contexto de la teología e inclusive de lo que Dios había dicho a Jesucristo. Pero mira lo que sucedió Vers. 27
Jesús le dijo perrilla, le dijo tú no eres hija, tú no tienes derecho en este contexto. Primero que se sacien los que tienen derecho, vine al pueblo de Israel, al pueblo judío primero, tú no tienes derecho en este contexto, Jesús estaba probando a esa mujer.
Aquella mujer pudo haber dicho: me dijo perra, mira como me habló, pero ella estaba mirando la solución, ella no se hirió, no se molesto por lo que él le dijo, ella estaba bien enfocada. Cuando tu estás bien enfocado no importa el obstáculo, aún de lo que venga contrario, de allí sacarás algún provecho porque Dios estará ahí.
Cuando Jesús le dijo eso, ¿De qué lado la puso, del lado de los hijos o del lado de los perrillos?
Pero ella le dio una respuesta ¿Sabes por qué pudo darle una respuesta? porque estaba bien enfocada. Jesús entendió el lenguaje de la mujer y la mujer entendió lo que Jesús le estaba diciendo.
Y Jesús le dijo: mujer, por esta palabra, es decir por lo que ella dijo. Con su actitud ella le dijo yo soy expectante, le dijo si, pero soy expectante de mi milagro y nada me hará desistir ¿Quieres habitar en la bendición de Dios? Conviértete en un expectante y ponle acción a tu fe, mira la solución, la palabra que Dios te ha dado, No te desenfoques, No te distraigas, enfócate en lo que Dios te ha dicho.
Tengo buenas noticias, tú y yo somos hijos!
Si esta mujer sin ser hija pudo obtener su milagro por tener una actitud expectante No dejó pasar su bendición, puso acción a su fe, y a pesar de lo que Jesús le dijo, por estar bien enfocada, pudo discernir y obtener su milagro.
¿Cuánto más nosotros que somos hijos y tenemos la revelación de ser hijos?
No quites tus ojos de la promesa de Dios, no quites tu mente de la Palabra de Dios, renuévate cada día, habla la bendición celestial, habla sobre tus hijos, sobre los hijos de tus hijos, declara la bendición. El único que no quiere que tú digas lo que eres es el diablo.
¿Dónde vas a habitar? Enfócate en la promesa. Eres hijo y si hijo eres heredero, solamente expecta, ten esperanza pon acción a la fe.

Haz esta oración de fe

Señor Jesús, Yo declaro por la Palabra, que soy un expectante de las promesas de Dios, que estoy en la expectación sobrenatural de la promesas de Dios,
en el anticipo de mi bendición.
Pongo acción a mi fe,
tengo lo que la biblia dice que tengo, soy lo que la biblia dice que soy
Soy un creyente bendecido y prosperado.
Declaro sobre mi destino Profetizo sobre este año que yo habito en la sobreabundancia de Dios.

Misterios Aquiles Azar >>
Desde Tabernáculo Prensa de Dios >>

15 mayo 2009 - Posted by | Apostol Aquiles Azar, Interesante, Noticias | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: